Incidentes

Incidentes tras un mitin de Vox en San Sebastián.
EFE

Este sábado, los candidatos de Ciudadanos y Vox, Albert Rivera y Santiago Abascal, han sido increpados en los mítines que han llevado a cabo en Sevilla y San Sebastián, respectivamente.

Un grupo de militantes de izquierdas, con banderas republicanas y del PCE, intentó este sábado boicotear el mitin que protagonizó en Sevilla el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, a quien un centenar de manifestantes increparon desde el Puente de Triana de la capital andaluza.

Los manifestantes se situaron en el centro del puente cuando Rivera comenzó su intervención en el mitin, en el que también participaron el vicepresidente andaluz, Juan Marín, y los candidatos de este partido para el 28-A Edmundo Bal y Sara Giménez.

Tras las intervenciones de Marín, Giménez y Bal, Rivera tomó la palabra hacia las 12.45 horas, momento en el que el líder de Ciudadanos comenzó a ser increpado por unas 100 personas desde el centro del Puente de Triana.

Los congregados, que portaban banderas republicanas y del PCE, corearon consignas como «fuera fascistas de Sevilla«, «Ciudadanos, Vox, PP, la misma mierda es» y «España mañana será republicana». El ruido causado por estas personas fue respondido con gritos de «Rivera, Rivera» por las aproximadamente 1.500 personas que acudieron al mitin de la formación naranja en un lateral del Puente de Triana.

A mitad de la intervención de Rivera, los manifestantes dejaron el Puente de Triana y algún miembro de Ciudadanos gritó con un megáfono «el puente está tomado». El líder de la formación naranja respondió a este mensaje con el comentario «¡que puente más bonito se ha quedado!».

Zarandeos en San Sebastián

Por otro lado, asistentes a un mitin de Vox han sido este sábado increpados, acosados y zarandeados por un grupo de simpatizantes de la izquierda abertzale que les aguardaban a la salida de un acto protagonizado por Santiago Abascal en San Sebastián.

Aunque la Ertzaintza, que se ha enfrentado con los manifestantes, ha tratado de impedir mediante un cordón que estos agredieran a los simpatizantes de Vox que salían del centro Kursaal, pero algunos de ellos se han zafado de la vigilancia policial y han llegado a zarandear, arrebatar banderas e insultar a los asistentes al mitin.

Varios centenares de manifestantes permanecieron ante el Kursaal profiriendo gritos contra Vox, aunque el público del mitin logró abandonar el lugar.

Un total de cinco personas fueron identificadas finalmente en los incidentes registrados en San Sebastián. A cuatro de esas personas se les abrió un expediente administrativo contra la Ley de Seguridad Ciudadana, según ha informado el Departamento de Seguridad.

Detenciones en Bilbao

Cinco personas, al menos, han sido detenidas en los incidentes registrados en Bilbao por parte de un grupo de personas que se había concentrado ante el Palacio Euskalduna, donde Vox ofreció un mitin a partir de las seis de la tarde, que se inició con retraso por lo ocurrido.

Un grupo de más de un centenar de personas, algunos de ellos portando la bandera de Ernai, las juventudes de Sortu, se concentraron ante el Palacio Euskalduna coreando gritos como «Euskal Herria antifascista» o Gora Euskadi askatuta (Viva Euskadi libre), a favor de la independencia y contra el líder de Vox.

Delante de los concentrados, se estableció un cordón policial y, uno de los asistentes lanzó inicialmente una botella contra los agentes que se encontraban en el lugar. La tensión fue aumentado y finalmente la Ertzaintza intervino y realizó diversas cargas, mientras los concentrados lanzaban a los agentes de la Policía autónoma bengalas, botes de humo, papeleras y botellas, entre otros objetos.

La Policía autonóma logró que se dispersaran de la zona, pero en otros puntos, como en las inmediaciones de la plaza del Sagrado Corazón, volcaron un contenedor de vidrio.

También se volcaron otros contenedores en los accesos del Palacio Euskalduna y, precisamente, dado que estaba cortado el tráfico por los incidentes, el mitin de Abascal empezó con retraso porque el líder de Vox no había podido llegar, aunque a las seis y diez ya se encontraba en el interior del reciento. En el transcurso de los incidentes, al menos, cinco personas fueron detenidas por la Ertzaintzas.

Comentarios

comentarios