Los bancos han puesto el foco en la gestión discrecional de carteras para salvar sus ingresos con la normativa MiFID II, que restringe el cobro de comisiones en el negocio de fondos de inversión. CaixaBank es una de las entidades que lidera esta apuesta, por la que ha lanzado 12 fondos de inversión.

CaixaBank ha recibido este fin de semana el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para una docena de productos con la marca ‘Master’ que según el folleto están dirigidos “solo para carteras de inversiones de clientes con gestión discrecional bajo la modalidad denominada Caixabank Master”.

En el listado de vehículos hay de renta fija, renta variable y gestión alternativa, con productos que inversión directa en bonos y acciones pero también en fondos de terceros. La entidad está potenciando el cobro explícito tanto con contratos de asesoramiento independiente de banca privada como con la gestión discrecional de carteras.

Este servicio supone un contrato por el que el cliente cede la gestión de un patrimonio a la entidad. La entidad perfila a los inversores y estandariza la gestión para hacerla rentable, tanto con productos propios como con fondos de terceros. De esta forma, los bancos están salvando sus ingresos frente a la presión normativa con MiFID II y a la competencia de jugadores independientes, tanto de gestión activa como pasiva.

La patronal del sector, Inverco, publicó el mes pasado por primera vez cifras sobre la gestión discrecional, que ha alcanzado los 600.000 contratos y un volumen de activos de 69.000 millones de euros. Por esta vía se distribuye en España el 21% del patrimonio de los fondos internacionales que proceden de inversores locales, ya que el 41% de la gestión discrecional se configura con vehículos de terceros.

Comentarios

comentarios