El Juzgado Mercantil nº 12 de Madrid ha desestimado la petición de Mediapro de deducir testimonio por desobediencia a la autoridad por parte de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF)en el caso del conflicto abierto entre ambas partes por el concurso de los derechos audiovisuales de la final de la Copa del Rey del pasado 25 de mayo, que disputaron el FC Barcelona y el Valencia CF, y que fue adjudicado a TVE. Fuentes de Mediapro aclaran que esto es sólo una parte del proceso que mantiene a ambas entidades en los tribunales por este caso: «Se trata solo del cumplimiento de las cautelares y no entra a valorar el fondo, al que estamos llevando por la vía mercantil. Y aún con esas, la parte más grave, que nos apartaba por presuntos corruptos, ya se lo corrigió el juez y les obligó a recibir nuestra oferta»,

Según ha argumentado el juez en el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, «respecto a la petición de la demandante (Mediapro), no ha lugar a lo solicitado, atendiendo a que se produjo el cumplimiento de lo ordenado en el auto por la demandada, consistente en incluir a la actora en las ofertas» para participar en el concurso por los derechos audiovisuales de la final de la Copa.

Asimismo, el fallo indica que en relación con el «lapso de tiempo respecto a la realización de dicha actuación, no se considera circunstancia suficiente o relevante para proceder a testimoniar por desobediencia a la autoridad conforme solicita la actora (RFEF)». Y añade: «Todo ello atendiendo además al carácter facultativo de la nueva oferta conforme pliego aportado en actuaciones», añade el juez en el auto de 26 de junio, contra el que cabe recurso de deposición en el plazo de cinco días.

El pasado mes de mayo el juez dictó un auto ordenando a la Federación suspender el concurso y admitir a Mediapro entre las ofertas a considerar para dicha adjudicación. Así, el juzgado fallaba a favor de las medidas cautelares solicitadas por Mediapro ante su exclusión del concurso de adjudicación de los derechos audiovisuales de la final de la Copa del Rey. Asimismo, el auto del juez ordenaba a la RFEF que, después de incluir a Mediapro en el concurso, tramitase «de nuevo la adjudicación de los derechos televisivos conforme al procedimiento previsto».

Finalmente, RTVE emitió finalmente la final de la Copa del Rey, después de que se procediese la víspera del encuentro a la apertura del sobre que contenía la oferta presentada por Mediapro para obtener los derechos de retransmisión y de que se confirmase que RTVE era el operador que planteaba «la propuesta económica de mayor cuantía», como informó la RFEF.

Comentarios

comentarios