El Real Madrid sigue atento a Pogba y Eriksen en el cierre de la Premier y el estado anímico de ambos no puede ser más dispar. El francés del United fue duramente criticado por los hinchas de los diablos rojos, especialmente por su extrema pasividad en el 0-2 del Cardiff en Old Trafford, y llegó a responder, eso sí en buenos términos, a algunos de ellos en la grada. Eriksen, todo lo contrario, salvó al Tottenham con un golazo de falta directa… Como la noche y el día.

El United es un incendio perpetuo esta temporada y Pogba se ha ido alejando de Manchester semana a semana. El pasado jueves fue ignorado en la gala anual de premios del club inglés: optaba a tres premios, entre ellos el de mejor jugador del año votado por los fans, y no recibió ni uno. Esta vez, en el desastre ante el Cardiff, Pogba fue protagonista negativo en el 0-2. No hizo ni amago de cubrir a Josh Murphy, este entró sin oposición en el área y le dio el pase del gol a Mendez-Laing. Una acción por la que el objetivo del Madrid fue ‘acribillado’ en las redes sociales…

Pogba dejó pasar a Murphy y le costó al United el 0-2 del Cardiff.

Pogba rompió aún más lazos con el United cuando no se clasificaron para la próxima Champions mientras que Eriksen vive en la cresta de la ola con el Tottenham con la final del Wanda en el horizonte. Aunque ya tiene un acuerdo verbal con el Madrid, queda la negociación con Daniel Levy, el hombre fuerte de los Spurs, el muro que le separa del Bernabéu. Mientras, Eriksen sigue rescatando a su equipo. Ayer salvó un 2-2 ante el Everton que mantiene al Tottenham cuarto en la tabla.

Lo hizo con una de sus especialidades, el golpeo desde lejos. En este caso, de falta directa en el minuto 75, un derechazo pegado al poste:

El gol de falta de Eriksen al Everton.

Dos jugadores en distintos momentos pero que el Real Madrid tiene su futuro más cercano. Junto con Jovic, Hazard y Ndombelé, los cinco grandes nombres en materia de fichajes para un verano, en Chamartín, que va a ser muy agitado. 

Comentarios

comentarios