Juan José Cortés

El diputado del PP por Huelva, Juan José Cortés, en el Congreso.
Eduardo Parra – Europa Press

Juan José Cortés, diputado del PP por Huelva en el Congreso y padre de la niña asesinada Mari Luz, se ha defendido este domingo de los «ataques e injurias» por sus ingresos —16 euros en una cuenta y una pensión de invalidez—, y ha anunciado que los pondrá en conocimiento de la Fiscalía.

En su perfil de Facebook, Cortés ha lanzado un mensaje en el que lamenta los «intensos ataques» contra él «de manera violenta e injustificada, con descalificaciones, insultos, amenazas y toda serie de injurias y calumnias».

Al respecto, ha subrayado que «todas estas injurias, calumnias y amenazas serán puestas en manos de la Fiscalía, para que tome las medidas oportunas, además de presentar las demandas correspondientes«, a la par que ha añadido que «la manipulación de la información es maligna y maliciosa, por consiguiente denunciable».

Sobre sus ingresos, dado que declaró que tenía 16 euros en su cuenta bancaria, el padre de Mari Luz ha indicado que «es lo más normal del mundo para personas que viven al día y que paga sus créditos como cualquier ciudadano». «No me avergüenzo de ser pobre«, ha dicho, añadiendo que su tarjeta de crédito es de «1.000 euros y con eso tiramos para cuando no nos llega a final de mes».

En esta línea, ha expresado que «los padres con hijos mayores sabemos que algunas ocasiones le arrimamos lo que podemos». «Mi hijo tiene puestos en el mercadillo y a veces no llega para pagar las tasas e impuestos y le ayudo como cualquier padre. La furgoneta Ford Transit se la regalé porque no tenía coche y lo necesitaba», ha argumentado.

Respecto al Audi A6 que declaró, Cortés ha expresado que se puede tener ese vehículo «si es de segunda mano y pagando un crédito de 32.000 euros a diez años, 330 euros al mes». «Ya le hice 450.000 a la Sang Yoon Rodius y la pobre ya no daba más haciendo kilómetros por toda España recogiendo firmas, asistiendo a manifestaciones y reuniones con políticos y líderes, para que la prisión permanente revisable siga vigente en el Código Penal», ha agregado.

Asimismo, ha manifestado que trabajó, cuando pudo, «como un mulo de sol a sol, cotizando en el régimen general y de autónomos al mismo tiempo, hasta que ya no di más de sí por mis enfermedades«. En este sentido, ha señalado que su pensión se debe a «secuelas físicas y psicológicas de gravedad«.

«Como cualquier ciudadano que no puede ejercer su profesión habitual, tengo derecho a la pensión que cobro, después de someterme a varios tribunales médicos con expertos y profesionales de la seguridad social y después de un largo y complicado tratamiento. La alta cotización a la seguridad social se debe a la suma de las cotizaciones en régimen general y autónomo de los últimos años, es por lo que ha quedado una pensión alta», ha explicado.

Respondiendo a quienes le han dicho que no ha trabajado, Cortés ha señalado que «durante estos últimos 25 años he trabajado como profesor de FP, coordinador de seguimiento escolar, mediador social, constructor, empresario del comercio, asesor político, etc». Además, ha añadido que es técnico en la rama del metal, técnico superior de deportes y teólogo, además de distinciones, galardones, reconocimientos y cursos de distinta ramas formativas y educativas.

Siguiendo con su vida laboral, el diputado ‘popular’ ha manifestado que en 2008, cuando ocurrió el «trágico desenlace» de la desaparición Mari Luz, «tenía a 45 empleados en mi empresa y que gestionaba con rigurosidad y responsabilidad». «En el sector comercio he tenido siete tiendas de ropa y a 14 empleados, en el sector hostelero he tenido a ocho empleados».

Precisamente, Cortés ha declarado que «ojalá» pudiera desempeñar sus tareas laborales con normalidad, «eso sería un síntoma de que estoy bien y podía estar disfrutando de mis empresas y de mis hijos, pero no es así y aquí estoy, por culpa de un asesino mi vida y la de mi familia ha quedado hecha una mierda».

En definitiva, Juan José Cortés ha subrayado que «no va a haber nadie» que «consiga desgastar» su intención de «seguir luchando por la Justicia de nuestro país para perseguir a los criminales, a los pederastas y asesinos que acaban con la vida de tantas familias, ya sea en el Congreso, recogiendo firmas por las calles o recorriendo España a pie». «Soy un hombre honesto, honrado y respetuoso, y eso no lo va a cambiar nadie», ha concluido.

Comentarios

comentarios