Pacheta ha vuelto como se fue, con optimismo. El entrenador del Elche ha alabado, en su primera comparecencia estival, el trabajo de la dirección deportiva de Nico Rodríguez. “La planificación va por un camino interesante”, ha asegurado. El burgalés ha destacado el nivel de los cuatro fichajes realizados y ha confirmado que, al menos, faltan “cuatro posiciones” por cubrir: portería, lateral derecho, central y delantero.

Escudo/Bandera Elche

De los refuerzos ha explicado que Fidel “debe aportar calidad, centros, golpeo a balón parado, muchas asistencias y goles”; de Mfulu (Nuke en el vestuario) espera “juego entre líneas, presión hacia adelante y dinamismo en el juego de ida y vuelta”; de Pere Milla dijo que le conoce bien del Numancia, desde donde saltó a Primera, y le ve “en banda o en la mediapunta”; y de Ramón Folch quiere “empaque en el centro del campo y que disfrute de balón y del compañero; piensa muy rápido”.

El técnico franjiverde ha dejado la puerta abierta para los siete canteranos que han iniciado la pretemporada, lista a la que se ha sumado Alberto Rubio (renovado tras su cesión al Alcoyano e Internacional de Madrid), e incluso para futbolistas como Borja, Olmo y Primi, cuyo futuro está en el aire: “Todos tienen posibilidades de engancharse. Quiero ver a todos y no me desprenderé de un jugador en propiedad si da buen rendimiento”.

Quien no tiene opciones es Jony. El ilicitano no quiere salir cedido y su deseo es rescindir con el Elche para cobrar sus dos años de contrato más los 200.000 euros de la cláusula de penalización que tiene a su favor. “Todos los futbolistas saben su rol en la plantilla. La situación de Jony es que tiene dos años firmados y debemos encontrar una buena solución para ambas partes”, ha comentado, al mismo tiempo que ha precisado que como mediocentros cuenta “con MFulu, Manolín, Ramón Folch, Gonzalo Villar e, incluso, César Moreno, que es internacional sub-17”. En esa lista no ha incluido a Jony, que no jugará ni los amistosos.

Comentarios

comentarios