Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en Moncloa.
EFE

Pedro Sánchez está dispuesto a incorporar ministros de Unidas Podemos en su próximo Ejecutivo, excluyendo a algunos miembros del nucleo duro del partido morado y siempre que tengan un perfil independiente, según han confirmado a 20minutos fuentes de Moncloa.

La negociación entre el presidente y Pablo Iglesias para un acuerdo de investidura ha dado este jueves un giro de 180 grados a una situación que parecía paralizada. Por la mañana, Sánchez había expresado su deseo de «volver al punto de partida» en sus contactos con Iglesias, que el martes pasado atravesaron por su peor momento tras una reunión que terminó con acusaciones cruzadas de querer llevar al país a una repetición electoral.

Para intentar «desencallar la situación», Sánchez anunció que llamaría a Iglesias. La conversación se ha producido por la tarde sin que pareciera que había avances, porque Iglesias no aceptó negociar primero un acuerdo programático para hablar después de nombres, el orden que quiere Sánchez, que se abrió a negociar con el la «composición de Gobierno».

Lo que encierra este término es la posibilidad de que haya ministros de Unidas Podemos, aunque no los máximos exponentes del partido. El presidente está dispuesto a abrir el Consejo de Ministros a perfiles más independientes, de los quedarían excluidos, en concreto, Pablo Iglesias, Irene Montero y Pablo Echenique.

Esta posibilidad supone un movimiento más que evidente por parte del presidente pero está por ver si será aceptado por Podemos. Este jueves, Iglesias insistió tras hablar con él en que de ninguna manera podría haber «vetos» o «líneas rojas» por parte de Sánchez a las personas que ellos propusieran para entrar en el Ejecutivo.

Comentarios

comentarios