Este fin de semana ha fallecido tristemente un aficionado de fútbol, fruto de una pelea, sin ningún sentido, entre ambas aficiones por fuera del campo. Bueno, eso de llamarlos aficionados no es lo apropiado, más bien, habría que llamarlos “terroristas” que aprovechan cualquier evento deportivo, para agredir a cualquier persona que se les cruce en su camino. Incluso se citan, a través de las redes sociales, para quedar en un lugar y hora determinada, y así poder llevar a cabo sus batallas. Yo me pregunto ¿qué sentido tiene todo esto? ¿Por qué lo harán? ¿Qué les aporta? Preguntas y preguntas que me hago y que no encuentro una respuesta lógica. ¿Tú la tienes? Y ahora ¿Qué pasará?
Yo cuando acudo a un evento deportivo, voy con la intención sana de animar y disfrutar de mi equipo. Si mi equipo gana, pues genial, pero si no, no pasa nada, es sólo un deporte. Y hay que aceptar, de buen grado el resultado final.

Comentarios

comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.